Características imprescindibles de los Datos

107

Desde nuestra experiencia ofreciendo apoyo experto a proyectos de gestión de datos, nos encontramos con que las organizaciones tienen, normalmente, dos iniciativas diferentes en marcha: una es su voluntad de transformarse digitalmente y la otra es tratar de alinearse cada vez más con sus datos.
Es lo que se conoce como compañías data driven, que tienen en común el que ambas se basan en datos y buscan explotar el valor de la información en base a tres pilares: tecnología, gobierno y valores. (¿Sabías que las empresas data driven experimentan un aumento anual en sus ingresos del 27%?) Cuando estas iniciativas se llevan a cabo en el marco de una transformación digital efectiva, que ya se ha visto favorecida por el uso de los datos correctos, suelen encontrarse dos elementos que han de tenerse presentes.

Se trata de los siguientes:

• Gobierno de datos. No sería posible siquiera plantearse el llevar a cabo ninguna de estas iniciativas sin contar con políticas efectivas de gobierno. Este gran efectivo que son los datos debe ser gestionado y gobernado para conseguir el fin que queremos.

• Calidad de datos. Pese a que no puede considerarse como un proyecto en sí, constituye la evidencia de que en la compañía se están dando pasos para madurar. Las iniciativas de calidad de datos actúan como un catalizador que tiene efectos muy positivos en el crecimiento de la organización. Normalmente las compañías miden la calidad al inicio y durante sus proyectos, para ver cómo de efectivas son las medidas aplicadas. Si los resultados revelan síntomas de falta de calidad, hay que interpretarlos como la confirmación de la necesidad urgente de poner en marcha ciertas iniciativas de mantenimiento y sostenimiento de la calidad.

 

La transformación digital en datos

1. Aunque el 90 % de los CEOs cree que la economía digital tendrá un impacto significativo en su industria, solo el 25 % tiene planes en marcha y menos del 15 % están financiando y ejecutando el plan. Un mero 10 % de las empresas se describen como completamente digitales.

2. El 27 % de los altos ejecutivos consideran que la transformación digital es una cuestión de supervivencia. Además, el 87 % de las empresas piensa que la transformación digital es una oportunidad competitiva.

3. El 39% de las organizaciones afirma que la transformación digital les ha ayudado a avanzar en la habilitación de transacciones en tiempo real. El 32 % asegura que ha contribuido a mejorar la eficiencia operativa y el 28 % confirma que les ha ayudado a adquirir nuevos clientes.

4. El año pasado, dos tercios de los directores ejecutivos de las empresas Global 2000 ponían a la transformación digital en el foco central de su estrategia corporativa.

5. El 55 % de las empresas que no cuentan con un programa de transformación digital indica que el plazo para adoptarlo es de un año o menos. El 85 % de los que toman las decisiones sienten que tienen un margen de tiempo de 2 años antes de sufrir financieramente o quedarse por detrás de sus competidores.

6. El 52% de los altos ejecutivos considera que la falta de familiaridad con la tecnología es un obstáculo para la transformación digital. Los principales desafíos de la transformación digital incluyen el desarrollo de nuevos modelos comerciales y estrategias para aumentar la conectividad (43%), ejecutar una estrategia digital en toda la organización (39%) y contratar empleados con las habilidades adecuadas (32%).

7. Las tecnologías disruptivas más importantes son la nube (58%), la movilidad y la colaboración (54%) y los datos (52%).

 

Fuente: Power Data | Especialistas en Gestión de Datos